Ore / Oure

Concejo de Valdés » Parroquia de Carcedo

Ore es una localidad del concejo de Valdés y perteneciente a la parroquia de Carcedo. Está situada a una altitud de 150m. En la actualidad cuenta con una población aproximada de 54 personas y 49 viviendas.

¿Eres de Ore? ¿Conoces esta localidad? Comparte tus comentarios con nosotros y los visitantes de Pueblos de Asturias.

ConcejoValdés
ParroquiaCarcedo
TipoLugar
Altitud150m
Población54
Hombres28
Mujeres26
Viviendas49

Comentarios

LOS ORIGENES DEL PUEBLO: Los orígenes del pueblo de ORE, se remontan probablemente a los tiempos de la conquista romana. Dado lo tardía que tuvo lugar esta conquista en el norte de la Península, se puede calcular el mismo entre los siglos I y II. No obstante existen vestigios de asentamientos humanos más antiguos: El Castro. Se sabe que durante unos seis siglos hubo población nómada recorriendo la zona. Eran los pésicos, una fracción de los astures trasmontanos de origen celta, que habitaron nuestras tierras antes de la llegada de los romanos. Los primeros asentamientos fijos conocidos son los castros. Son asentamientos fortificados. Estaban formados por fosos, muros de piedra, cabañas… Nuestros primeros pobladores quizá fuesen los habitantes del Castro y se supone que fueron gente de de la tribu de los pésicos. Es el vestigio de asentamiento humano más antiguo que tenemos. El castro es seguramente el origen de nuestro pueblo actual. Sus habitantes vivían preocupados por defenderse de constantes peligros entre sí. Se organizaban en comunidades autárticas que competían entre ellas por los recursos más indispensables: la caza, las tierras cultivables, la madera, los yacimientos minerales, etc. Nuestros primeros antepasados pertenecerían a los pueblos pésicos, de origen celta. Se supone que los pésicos fueron los primeros habitantes del castro. El profesor J.M.González, de la Universidad de Oviedo. Sostiene que, según sus estudios, los castros de esta zona, pertenecen a la tribu de los pésicos. Se refiere a los castros existentes en Canero, La Montaña, Luarca, Otur, Trevías, Carcedo, Paredes, Ore,… En esa época no teníamos nombre geográfico, éramos un territorio indefinido, muy escasamente poblado porque el terreno era muy boscoso y el clima muy inhóspito y no existían refugios naturales suficientes para que grupos amplios de pobladores pudieran sobrevivir. Así estábamos cuando llegaron los romanos…Los romanos invadieron estas tierras alrededor del año 0, cuyo principal interés era la presencia de yacimientos de oro siguiendo la veta de cuarzo aurífero que discurre desde León hasta el mar Cantábrico. Cabe pensar que a su llegada, los romanos sometieron a los pobladores existentes entonces, hombres y mujeres de la tribu celta de los pésicos, y los utilizaron como mano de obra en las explotaciones mineras. Seguramente en ese momento es cuando se empieza a poblar la zona baja del valle, donde terminaron fusionándose pobladores e invasores, dando lugar al pueblo de ORE como tal. Entre los siglos I y V la población fue incrementándose muy lentamente. Los romanos dejaron huellas de su paso, basadas principalmente, en la explotación de dos recursos metalíferos: el oro y el hierro. Aunque ya son poco visibles existen lugares con denominaciones sugerentes como La Mina, La Ferreirona y El Calión. En La Mina quedaron signos evidentes de excavaciones mineras; en La Ferreirona habrían instalado una ferreiría de la que aún se conservan restos de mineral fundido. En El Calión, lugar de abundantes manantiales de agua –hoy perdidos-, lo utilizaban para el acopio de agua necesaria para lavar la tierra y extraer el oro por el método del derrumbe, igual que para el mineral de hierro. La balsa de agua vaciaba sus aguas al rio Chourín. No quedan vestigios de esta actividad. La romanización dio lugar a la modernización de la vida, así como a la adopción de la religión cristiana y el idioma, que en su mezcla con la lengua que hablaban los antiguos pobladores dio lugar al bable de la zona occidental. Con el fin de la dominación romana, y la llegada de los pueblos godos, la Iglesia paso a tener un papel protagonista en la vida de los pueblos, y ORE no iba a ser menos. Las tierras pasaron a pertenecer al Monasterio de Corias. En el Registro de ese Monasterio es donde encontramos la primera referencia escrita sobre ORE, donde un texto dice: “De Aurum. Por términos de AURE es uno de los linderos señalados al coto de Corias en la permuta con el Rey Bermudo III. In Aure dio el Conde Piniolo a Corias, según la dotación fundacional, dos tercios de Villaponti” Con total certeza se refiere a Ore, afirma el profesor Antonio C.Floriano de la Universidad de Oviedo. Obviando las discutibles interpretaciones sobre el origen y significado del nombre del pueblo, podemos afirmar que el primitivo núcleo de Ore existía ya en fechas anteriores al siglo X, época en que se produce la creación de las villas feudales, con la consiguiente fijación del hábitat, intensificación agrícola y la creación de terrazgos estables, aunque la primera mención histórica que habla sobre ello, la encontramos en el Libro de Registro del Monasterio de Corias. En el año 1.028 el Conde Piniolo Jiménez y su mujer, doña Aldonza, fundan el Monasterio de Corias en Cangas del Narcea. En 1.032, el rey Bermudo III y el Conde suscriben un documento por el que éste entrega al Rey heredades y castillos a cambio de que el Monasterio de Corias sea libre de servidumbres a la Corona. A causa de esto, es cuando aparece la referencia en el Registro de Corias diciendo que por términos de Aure es uno de los linderos… Era práctica habitual del Monasterio de Corias que recibía una tierras como donación de particulares, y les concedía otras distintas en préstamo.

Por Angel Couz
08/04/2016