Información

Su nombre alude al dificilísimo acceso que tiene, a través de un sinuoso y estrecho sendero, salvando más de 100 metros de desnivel. En el alto del acantilado se conservan las ruinas de edificaciones y aperos para el transporte de piedra desde la playa.