San Pedro de Coliema es una localidad del concejo de Cangas del Narcea y perteneciente a la parroquia de San Pedro de Coliema. Está situada a una altitud de 730m. En la actualidad cuenta con una población aproximada de 39 personas y 13 viviendas.

¿Eres de San Pedro de Coliema? ¿Conoces esta localidad? Comparte tus comentarios con nosotros y los visitantes de Pueblos de Asturias.

ConcejoCangas del Narcea
ParroquiaSan Pedro de Coliema
TipoLugar
Altitud730m
Población39
Hombres25
Mujeres14
Viviendas13

Comentarios

San Pedro de Culiema

San Pedro de ColiemaSan Pedro de ColiemaSan Pedro de ColiemaSan Pedro de ColiemaSan Pedro de Coliema
Por Elisa
15/12/2018

Conoci San Pedro de Coliema, en un viaje a España y con la ilusión de conocer el pueblo de mi abuela, Filomena Perez, en el cual quedaba solamente una prima de ella, Carmen Llanos. Llegamos a Oviedo, recorde que era Cangas del Narcea una de las referencias de las cartas que le escribiamos a su pedido dirigidas a su prima y alli llegamos. ¨Y ahora..nos preguntamos con mi marido".Habia un destacamento de Guardia Civil y ahi nos dirigimos para preguntar por San Pedro de Coliema, nos indicaron y comenzamos a subir, ibamos en un "Seat", auto muy chico, gracias a Dios, porque por ese camino, solo pasaba ese vehiculo, aclaro que era el año 1982, recuerdo que al pasar por un puentecito habia un señor apoyado y le preguntamos si ibamos bien...nos contesto "si..sigan..al llegar al cielo..alli es"..., nos reimos de la ocurrencia y seguimos. Grande fue nuestra sorpresa y... emocion, cuando al ver las primeras casas, reconocimos que era verdad...habiamos llegado al cielo. Ese pueblo sobre la montaña y debajo el valle de una belleza sin igual. Conocimos a Carmen quien nos atendio divinamente, nos diço a beber sidra y nos regalo para el viaje de vuelta un exquisito budin, nos acompaño hasta un lugar en el camino de regreso y nos mostro un arbusto que se conservaba de la epoca de la abuela y era donde ellas y sus hermanas se sentaban a descansar cuando bajaban acarreando las cabras. Ahi nos despedimos con la tristeza del que sabe que nunca se va a volver a ver y emprendimos el viaje de regreso. Recuerdo las lagrimas de ese momento con enorme cariño y alegria por haber conocido el lugar donde esa "asturiana" que nos crio a mi y a mis hermanos siempre recordaba con añoranza y la esperanza de volver algun dia. No fue ella, fui yo, pero se que donde este, estara feliz de que asi haya sido.

Por cristina cervetto
07/02/2011